El intento de un blog ecuánime

Para mí pensamiento crítico es cuestionarse permanentemente, desafiarse todo el tiempo, asumir que uno está equivocado para ver qué pasa. Evaluar a dónde el camino que recorrí me ha llevado. Por dar un ejemplo obvio, si soy de izquierda y por oponerme a EEUU y su (cierto) imperialismo quedé parado apoyando a una teocracia, ¿en qué me equivoqué? Como la idiota de la hija del Che Guevara (idiota por enterarse recién en Teherán lo que allí pensaban de su padre).

Pensamiento crítico es despojarse de prejuicios y no juzgar de quién viene sino qué dijo/hizo. Así es como intentando ir en ese camino, defiendo a (las medidas acertadas de) Cristina en los ámbitos más cerradamente gorilas de la argentina (la casa de mi vieja, jaja) y a Macri en acaloradas discusiones en el blog Finanzas Públicas.

No se trata de no tener ideología: la tengo y muy clara. Y no hay ningún político con el que coincida en un 100%. Ni siquiera yo coincido en un 100% conmigo mismo, porque cambio de opinión o no estoy seguro. Con el que más estoy de acuerdo, en un 95%, es con Rodolfo Terragno, pero hasta con él discrepo a veces (ej, su propuesta de Banco Central absoluta y cerradamente independiente no sé si es aplicable a la Argentina).

No entiendo a la gente que piensa a la política como un partido de fútbol, en el que "el aguante" tiene más peso que la razón. Un fanático de Boca no va a sentarse en una confitería a discurrir amablemente con uno de la Academia reconociéndole, mientras se toma un té inglés, que la superioridad de Racing fue indudable y que espera que la próxima su equipo tenga mejor suerte. Pero el fútbol es un juego... da para esas cosas de "fanáticos". Será por eso que hace 20 años dejé de leer la sección deportiva.

Cuando hablamos de salud, dólar, reservas, policía, seguridad, estamos hablando de cosas mucho más importantes. Y aquí hay que aplicar el pensamiento lógico y la razón, abrirse a las posibilidades de que el otro no sea "el demonio", chequear la información, hacer de abogado del diablo, discutir con quien piensa diferente y no sólo con mi tribu, etc.

Lo malo de intentar ser justo y abogado del diablo es que te recagan a puteadas en absolutamente todos lados. Sos como la paloma blanca que se pintó de negro y no la reconocen como propia ni las blancas ni las negras.

Lo bueno es que a veces te lo reconocen. Por mensaje privado, Alejandro Rozitchner llamó a este humilde espacio "ese blog ecuánime". Y me alegró el día. :)

8 comentarios:

Mordejai dijo...

Seguí así que yo te banco!
(Aunque coincida sólo en un 80% :-))

H dijo...

Gracias! Eso implica que yo tengo que coincidir con vos también en un 80%? :)

sin dioses dijo...

Yo no coincido casi nunca con vos, tampoco creo que seas ecuánime sin embargo te leo siempre. Tampoco estoy de acuerdo con Terragno menos cuando salió de gira por los medios con Duhalde. Duhalde no es ecuánime para mi entra en la lista de los asesinos de nuestra Argentina.

Julián Rodriguez Orihuela dijo...

Yo agradezco tus posteos, en un 80%, ya que estamos!

Bernard L. Madoff dijo...

Yo te banco H. Parecés un tipo sincero con vos mismo, de otra blogósfera. Saludos.

H dijo...

@sin dioses: Gracias, yo leo Ramble Tamble, artículos de la Prensa Obrera y Ambito Financiero... y no por eso coincido. Agradezco que sigas leyendo. En cuanto a Duhalde, es lo que hay, no es mi culpa.

@Julian: Gracias, seguiremos trabajando para que depongas ese 20% y te sumes en un 100% al lado oscuro de la fuerza.

@Bernard: uhhh, supongo que eso que me dijiste es regrosso, pero por qué lo decís? (lo de "sincero con vos mismo")

Fernando dijo...

jeje, justo te venía a comentar lo de Rozitchner.
http://www.formspring.me/alerozitchner/q/284082185

H dijo...

Fernando: A mi no me cabe duda de que así es. ;)