Buena observación de Castañeda

Hoy en La Nación:

-¿Qué cambiará para América latina con Obama?

-Sin dudas, habrá mejor ambiente. Pero vale la pena acordarse de que la impopularidad de Bush se debe a Irak, no a sus políticas hacia América latina. En los últimos 50 años, ésta ha sido, tal vez, la administración norteamericana menos intervencionista en América latina. No ha habido una invasión, un golpe, una infiltración. Lo del apoyo al golpe a Chávez, en 2002, no ha sido muy demostrado, pero aun si concedemos esto, es todo. Clinton invadió Haití. Bush padre invadió Panamá. Reagan, toda Centroamérica. Nixon, Chile. Johnson, Dominicana. Kennedy, Bahía de los Cochinos (...)

Nunca lo había pensado así. Increible cómo está distorsionada nuestra percepción, ¿no?

3 comentarios:

Mordejai dijo...

No te dejes engañar... que no haya habido intervención militar no significa que W haya dejado a Latinoamérica en paz.
Hubo cantidades de presiones en lo económico y en medidas tendientes al control de la gente a través del "security theater", como lo llama Schneier (las vi en carne propia al viajar).
Por otra parte, es precisamente la existencia de alguien como W la que permite que surjan antagonistas como Chavez y que la gente compre su discurso.
Este proceso seguramente lo habrás visto en Medio Oriente... cuando ganan espacio los extremistas de un lado, se potencian los extremistas del otro lado.

H dijo...

Morde: En el colegio me enseñaron que había imperialismo militar, político, económico y cultural. Y que de todos esos, el peor era el militar. Yo agregaría que no existe potencia que no ejerza su poder de alguna manera. Por ende, me alegro de que ese poder se haya ejercido (sobre Latinoamérica) sin intervención militar. ¡No es un dato menor!

El tema del control de la gente da para debate, porque no sabemos cuánto contribuyó ese control que tanto nos molesta (y no estoy siendo irónico) a que en 7 años no hubiera habido atentados en EEUU
(por control no me refiero a Guantánamo que creo que no sirvió para prevenir nada).

Sobre los antagonismos que se suelen realimentar, coincidimos.

Mordejai dijo...

Sobre el control recomiendo, nuevamente, todos los ensayos y comentarios de Bruce Schneier.

La cuestión de acostumbrar a la gente a ser tratada por default como delincuentes, no es menor. Es una de las "joyitas" de 1984, que a la mayor parte de la gente se le pasan de largo por centrarse en el "Big Brother".