EEUU negocia con Irán... ¿entonces cuál era el problema con que negociara Argentina?

Publicado en Apuntes Urbanos

Personalmente, no tengo ningún problema moral en "negociar con terroristas". El tema es cuándo, cómo, bajo qué condiciones, etc.

Irán se avino a sentar en la mesa de negociaciones bajo la presión de las sanciones económicas (por sí mismas, y porque provocaron un cambio de gobierno hacia uno más moderado). Dichas sanciones fueron un enorme logro de Obama, al lograr alinear a los miembros permanentes del Consejo de Seguridad Rusia y China (que solían respaldar a Irán).

En algún momento podía pasar que se llegara a un acuerdo, como sucedió hoy. Pero el que lidera la presión, los tiempos, y las condiciones para decir "hay acuerdo" fue y es EEUU.

En ese marco, el acuerdo individual Argentina-Irán para "investigar juntos lo que pasó en AMIA" terminó siendo solamente una mano a Ahmadinejad para romper el aislamiento internacional en el que se encontraba Irán. No debemos olvidar que el apoyo iraní al terrorismo es un asunto clave para la presión internacional contra el programa nuclear de ese país, por lo que si tuvo algún efecto internacional, sólo fue en el sentido de debilitar la presión de las potencias que intentaban acorralar a Irán para llegar al acuerdo al que se llegó hoy 24 de noviembre de 2013, casi un año después.


A nivel de política interna, fue puro costo para el oficialismo kirchnerista, y altísimo. Abrió un suculento flanco para la oposición, no trajo (¿aún?) justicia para las víctimas, y desembocó en el (¿buscado?) enfriamiento de las relaciones EEUU-Argentina.


Secretario de Estado (Canciller) John Kerry dando la mano al Canciller iraní Mohammad Javad Zarif, después del anuncio (Foto: New York Times).

2 comentarios:

Fernando dijo...

Apu, interesante, pero te hago 2 comentarios.

1) Creo que le atribuyes un rol excesivo a las sanciones como presión para negociar. Éstas causaron un daño inmenso en la economía iraní, en la gente, pero no en el establishment político y militar, que se benefició de las mismas al crear un mercado cautivo.

Desde 2003 Irán propuso negociar directamente pero Bush 43 lo rechazó por ser sponsor de terrorismo y todo aquello. El gobierno argentino nunca llegó a semejante acusación. Por lo que la reversión del gobierno americano es mayor que la del argentino.

El acuerdo de hoy no es muy distinto al que Irán ofrecía hace 10 años. Y mientras se negaban a negociar el plan nuclear pasó de tener pocas cientas de centrífugas a decenas de miles. Lo que me llevaría a reevaluar si las sanciones son de alguna utilidad en este caso, y ni hablar del aspecto moral.

2) El "enfriamiento de las relaciones EEUU-Argentina" por el asunto de Irán es inexistente. Las relaciones tienen numerosos obstáculos que todos conocemos desde mucho antes. Contrario a lo que dices, el vocero de la Casa Blanca en una conferencia, pocos días después del acuerdo con Irán, recibió con intento de Argentina, ya que ellos tampoco tienen claro de que Irán sea culpable del ataque de la AMIA (aunque se usa de manera intermitente como un elemento más para acusar a Irán o Siria alternativamente).

Creo que en lo que respecta a terrorismo y no proliferación Argentina es bien considerada por EEUU, la OIEA y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Saludos

H dijo...

Gracias por el comentario, Fernando.